Suicide Squad… ¿Rotten Tomatoes vs DC?

690067

Antes de empezar, quiero dejar una cuestión clara: todas las opiniones que se manifiestan en este artículo son única y exclusivamente mías, y no necesariamente reflejan la opinión de todos en Gkode. Siendo que se trata de un tema “sensible” (si es que se puede usar esa palabra para hablar de temas como estos), vale la pena recalcar eso – aunque debería ser obvio.

Adentrándonos en el meollo del asunto, primero creo conveniente aclarar un tema, que parece que ha generado una controversia no merecida e innecesaria. Rotten Tomatoes NO está en contra de DC, ni de nadie. Repito, Rotten Tomatoes NO está en contra de DC, ni de nadie.

Para mejor abordar ese tema, creo que vale la pena que se entienda qué es Rotten Tomatoes, y es que se trata de una página de internet en donde se recopilan una serie de reseñas de críticos de varias partes del mundo. Basándose en la cantidad de críticos que le dieron a cierta película una opinión positiva contra una opinión negativa, se llega a un porcentaje (al día de hoy, Suicide Squad tiene un 26%, significando que el 26% de los críticos le dieron buenas opiniones – 184 de 247 críticos, para ser exactos). Cabe mencionar que Rotten Tomatoes no emite ninguna de esas opiniones, sino que únicamente las recopila desde otros sitios.

Resulta claro que, conforme a lo anterior, no existe forma en que dicha página de internet pueda considerarse como una que odie o que aprecie poco a DC y su (sumamente polarizante) universo cinemático.

Yo ya fui al cine a ver Suicide Squad. Mientras la veía, tuve una serie de sentimientos, mismos que enlisto a continuación de forma dramática:

Primeros 40 minutos: ¡La película va bien, creo que los críticos exageraron!

Siguientes 40 minutos: Las cosas se están poniendo raras. ¿Qué está pasando con estos personajes y por qué ninguno me está llamando la atención? No puedo creer que la historia haga tan poco sentido, igual y se soluciona más adelante.

Últimos 40 minutos: No, no, no… ¿qué está pasando?

Al salir de la sala: Carajo.

Y es que la realidad es que Suicide Squad es un desastre de película. Aunque, como mencioné, los primeros minutos son interesantes, estarlos viendo es como ver un video musical. Hay una cantidad excesiva de canciones y de “guiños” (si se puede decírseles así) que intentan hacer a la película “cool” muy a la manera de Deadpool o Guardians of the Galaxy. Ese tono funcionó para esas películas, y pudo haber funcionado en Suicide Squad, pero la ejecución es tan defectuosa que la película se vuelve un fracaso que nunca termina por levantar, sino que cae directo y de cara al piso.

Entre más avanzaba la película, mi decepción aumentaba y aumentaba al nivel de que salí enojado del cine. Enojado porque de verdad quería que esta película fuera buena. En mi opinión, la película tenía que ser la joya de la corona de DC, una que hiciera parecer que su universo cinemático estaba en buen ritmo y que tendríamos una batalla entre buenas películas de ambos.

Y no, antes de que lo digan, NO odio DC. Al contrario, me identifico mucho mejor con los personajes de DC que con los de Marvel. Soy de los más grandes aficionados de la trilogía de Batman de Christopher Nolan, y hasta encuentro diversión en ver Batman & Robin de vez en cuando. Man of Steel me gustó mucho, y la aprecié por lo que es: un proyecto que intentaba lanzar a Superman como un personaje más “realista” (si es que ese término cabe en proyectos como éste), escogiendo enfocarse en sus sentimientos como un extranjero a la humanidad, y no tanto en su personalidad optimista y feliz. Aunque el personaje es muy lejano al Superman que todos queremos, creí que era un buen inicio para este universo cinemático.

Mis opiniones sobre Batman v Superman: Dawn of Justice las podrán encontrar en otra columna de hace algunos meses, pero en resumen podré decirles que es una película divertida, que la disfruté, pero que tiene una cantidad de errores y defectos tan grande que es difícil disfrutarla. Si intentaban hacer una película en donde se juntaran Batman y Superman, tenía que ser la película perfecta, y hasta los que más la defienden tendrán que admitir que la cinta está muy lejos de ser eso.

Respecto a Suicide Squad, no tengo ni cómo defenderla. Como película y como proyecto, es un fracaso. Un fracaso al nivel de que existen quienes la están comparando con Fantastic Four del año pasado, y creo que ese punto, si bien es algo exagerado, se encuentra bien fundamentado. El problema es que nadie esperaba mucho de Fantastic Four, y todos esperábamos lo mejor de Suicide Squad – y por eso la decepción es más grande. Estuve en Comic Con hace un par de semanas y la cantidad de disfraces de Suicide Squad conforme a la película era enorme. La gente estaba emocionada y ya sentía como si le gustara la película sin haberla visto.

Creo que el punto más grande que tenemos que entender sobre esto es que es muy posible que te guste DC, y odies sus películas. No porque yo sea fan de Harley Quinn, tengo que disfrutar ver a Margot Robbie interpretarla (que, destaco, es de las cosas rescatables de la película – lástima que en muchas escenas aparezca con ese patético Joker de Jared Leto). El universo cinemático de DC es, hasta ahora, un desastre. Los realizadores han mezclado tantas cosas en él en un intento por complacer a los fans, que el resultado es una auténtica catástrofe que parece no tener fin.

A mí me gusta DC, pero no me gusta Suicide Squad, y ustedes tienen todo el derecho de manifestar su opinión. Si la recopilación de Rotten Tomatoes es positiva o negativa hacia ella, eso de ninguna manera afecta que ustedes disfruten de la película. Si a ti te gusta la película, ¡qué bueno!, pero siempre recuerda que no tienes por qué odiar a quienes no les guste (como a los críticos cuyas opiniones son recopiladas por Rotten Tomatoes).

Lo que no hay forma que yo pueda apoyar es el hecho de que la gente diga que es buena película cuando ni siquiera la han visto. Si no has visto Suicide Squad, entonces no digas que es buena y que una página de recopilación está en contra de ella, porque eso no tiene el más mínimo sentido. Yo, de ninguna manera, les recomendaría gastar su dinero en esa película (y en ese sentido, es claro que la crítica está de acuerdo conmigo), pero la verdad es que somos geeks, y vamos a ir a verla, nos digan lo que nos digan. Cuando quieran, podemos comentarla, y estaría muy bien hacerlo (mi Twitter es @gabrielguerrame). Disfruten sus películas tomando en cuenta que nadie está en contra de ellas, y, sobre todo, recordando que el hecho de que los demás las odien no les afecta a ustedes. Si les gusta, les gusta, y no importa lo que opine un crítico recopilado en Rotten Tomatoes… ni mucho menos un columnista de Gkode.

About The Author